Lavadoras Bajo Consumo

Las lavadoras de bajo consumo son electrodomésticos diseñados para minimizar el gasto de energía y agua durante su funcionamiento. Estas lavadoras suelen estar clasificadas con una etiqueta energética que va desde la A hasta la A+++, indicando su eficiencia en el consumo de energía. La letra D se considera de alto consumo, la C y B de consumo alto, la A de consumo normal, y la A+, A++ y A+++ de bajo consumo. Además, estas lavadoras suelen ofrecer programas de lavado que permiten utilizar temperaturas más bajas, lo que contribuye a un menor consumo energético sin comprometer la eficacia del lavado.

Algunas características a tener en cuenta al elegir una lavadora de bajo consumo incluyen el consumo eléctrico anual, medido en kilovatios/hora al año (kWh/año), y el consumo de agua por ciclo de lavado. Además, es recomendable seguir ciertos consejos para maximizar el ahorro de energía, como utilizar programas ECO que laven a baja temperatura, no sobrecargar la lavadora, y evitar el uso de la función de secado.